El elefante y los hombres con ojos vendados

Una antigua historia que aparece por primera vez en India hace muchos siglos, cuenta cómo varios hombres con ojos vendados examinan a un elefante. El que toca la trompa dice: “Es una manguera”. El que toca la oreja dice: “Es una abanico”. El que examina la pierna, opina que es una columna, el que explora la punta de la cola concluye que es una brocha… y así sucesivamente. Las vendas en los ojos les impiden percibir el conjunto y llegar a la conclusión correcta.

Las diferentes versiones de la historia presentan diferentes desenlaces. En unas, los hombres se enzarzan en una pelea de mayor o menor grado de violencia; en otras, aparece un personaje sabio (y sin venda en los ojos) que les hace ver lo que está ocurriendo y por qué están cometiendo un error. Y en muy pocas, los hombres paran de pelear y empiezan a intercambiar la información para obtener la visión de conjunto – y en este caso eventualmente llegan a definir correctamente el objeto observado sin una ayuda externa. Continuar leyendo «El elefante y los hombres con ojos vendados»

¿Vale la pena?…implantar DCIM

Desde hace varios años fallan las predicciones de los analistas de mercados respecto a la adopción de  soluciones DCIM. Teóricamente, DCIM tiene una enorme capacidad de ahorrar costes, energía y esfuerzos en los Centros de Datos. Por tanto su nivel de adopción debería avanzar mucho más rápido. Máxime, cuando las empresas buscan con tanto empeño ahorro de costes y todos proclamamos la necesidad de ahorrar energías.

Tradicionalmente, la gestión de un Centro de Datos la llevan dos departamentos independientes: “IT” (que se ocupa de los servidores, comunicaciones y de la técnica de Sistemas) y “Facility” (que está a cargo de la infraestructura física como espacios, suelos, refrigeración y consumos de energía). Esta separación tradicional es uno de los principales obstáculos para una gestión optimizada, porque para lograr esta optimización hay que compartir datos y gestionar las dos facetas de una forma integral. Continuar leyendo «¿Vale la pena?…implantar DCIM»