El elefante y los hombres con ojos vendados

Una antigua historia que aparece por primera vez en India hace muchos siglos, cuenta cómo varios hombres con ojos vendados examinan a un elefante. El que toca la trompa dice: “Es una manguera”. El que toca la oreja dice: “Es una abanico”. El que examina la pierna, opina que es una columna, el que explora la punta de la cola concluye que es una brocha… y así sucesivamente. Las vendas en los ojos les impiden percibir el conjunto y llegar a la conclusión correcta.

Las diferentes versiones de la historia presentan diferentes desenlaces. En unas, los hombres se enzarzan en una pelea de mayor o menor grado de violencia; en otras, aparece un personaje sabio (y sin venda en los ojos) que les hace ver lo que está ocurriendo y por qué están cometiendo un error. Y en muy pocas, los hombres paran de pelear y empiezan a intercambiar la información para obtener la visión de conjunto – y en este caso eventualmente llegan a definir correctamente el objeto observado sin una ayuda externa. Continuar leyendo «El elefante y los hombres con ojos vendados»